Tag Archives: vintage

Ejemplos Ilustrativos

27 Nov

Estamos llegando al final y creemos conveniente hacer un resumen de todo lo que hemos hablado hasta ahora, con el fin de clarificar todo lo explicado y que así podáis digerir toda la información que hemos soltado.  Haciendo un repaso a nuestros post, vamos a ir viendo con ejemplos a quién debéis y no debéis pareceros si queréis ser indies 100%.

 1. Cuestión de imagen. Empezamos nuestro tema haciendo referencias a la hora de vestir. Hablamos de chaquetas desgatadas,  peinados “despeinados” y ropa vintage. Recordando estos sencillos trucos aquí te presentamos dos ejemplos de a quién debes parecerte y a quién es mejor que entierres en lo más profundo de tu mente. Con estos datos, puedes parecerte a los miembros de Sidonie pero jamás a los de Il Divo.

Como veis hay formas muy diferentes de ponerse un traje…

 2. Si tienes hambre. Cambia el Burger King por los mercados de comida. Tampoco vayas a restaurantes caros. Innova, prueba comida exótica y disimula si no te gusta. Si no puedes ir a mercadillos también te lo puedes montar en casa o en un camping cercano. Prepara comidas variadas que hagan del lugar en el que comas un sitio distinto e indie total.

Seguid a los chicos de Vetusta y olvidad a Beckham…chicas os entendemos si en este punto os veis obligadas a abandonar…

3. Tu música. Espero que os haya quedado claro que debéis apartaros de las grandes discográficas y acercaros a los productos lanzados de manera independiente. Esto debe ser así  y así os toca asumirlo.

Sí a Xoel López y No a Paulina Rubio. Que no os confunda el hecho de que Pau vaya siempre despeinada, os prometo que ella no es indie…

4. Salir de Fiesta. Olvidaros de las grandes discotecas y los sitios de moda. Optad por los pubs de música en directo y tu bebida a honorar debe ser siempre la cerveza. Espero que no haga falta que os diga a cual de estas dos citas debéis acudir…

5. ¿Con qué indie te quedas? Debes definir tu rol! ¡Virtual o Real, la cuestión es elegir! Date prisa y defínete.

6. Tus días de ocio. En este post te animábamos a viajar, pero no a cualquier sitio, te animábamos a ir al cine, pero no a cualquier película y te aconsejábamos ir a conferencias diferentes. Entre Tokio a lo Vega y el Caribe a lo Ricky Martin creo que lo deberíais tener bastante claro.

7. Una de Festivales. Dejad los conciertos multitudinarios a un lado y optar por festivales plagados de grupos y buena música. En este caso más es siempre mejor.

Si dudáis ante esto simplemente, lloraré…

Esperemos que este resumen ilustrado os haya servido para resolver aquellas pequeñas dudas que quedaban por ahí. Un saludo a todos y nos os vayáis que aún nos queda el último post!

Anuncios

Viajes, ocio y tiempo libre

20 Nov


El tiempo libre de un indie debe ser empleado con sumo cuidado. Hemos pasado el ecuador de este tema y aún nos quedan algunos asuntillos que tratar, por lo que aquí abordaremos un tema no menos importante que los demás: en que emplear tus días de ocio. Te daremos algunas opciones para que puedas escoger, pero todas ellas cautelosamente estudiadas para no meter la pata.

  1. Ir de viaje. En el trabajo te han dado unos días libres y te apetece escaparte a conocer otro sitio. Hasta aquí nos parece bien. De hecho consideramos fundamental que un indie viaje y conozca lugares nuevos. Puedes vestir todo lo cool que quieras, pero si no has salido de Utrera no pretendas pertenecer a este colectivo. En ese caso simplemente serás el moderno de tu pueblo, lo que te podrá dar cierta fama en las verbenas y ferias populares, pero no pasarás de ahí. A la hora de elegir destino debéis saber que no todo vale. Por supuesto están completamente prohibidos los complejos hoteleros con todo incluido, así que nada de Riviera Maya, Punta Cana  o Copacabana. No es de recibo que una persona con tu intelectualidad pase 7 días tumbado al sol y remojándose en aguas cristalinas sin pensar en la complejidad del mundo que le rodea.  Pegar botes con un mojito en la mano al son de las voces de la monitora de aqua-gym queda bastante lejos de lo que debe ser tu realidad. Elige ciudades dinámicas y modernas.Las capitales Europeas siempre son una buena elección. Berlín, Copenhague, Ámsterdam. Una vez allí huye de las excursiones organizadas y crea tu propio itinerario. Eso limitaría mucho tu viaje. Piérdete por sus calles y explora lugares desconocidos. Mézclate con su gente y conoce de verdad. Que a la vuelta puedas opinar y contarles a todos tus amigos lo guay que fue aquel bareto cutre y escondido de Lisboa en el que el dueño empezó a cantar fados mientras su mujer invitaba a todo el bar a una ronda de Porto. Cosas diferentes que no pasan a todo el mundo. Vosotros sois así de guays.
  2. Un día de cine. Tienes un domingo libre y te apetece ir al cine. Fuera las comedias románticas, nada de Aston Kutcher, Sandra Bullock o Jennifer Anniston. Recuerda que la joven que se emocionaba esperando que Jude Law fuera el padre de sus hijos debió morir el mismo día en que cambiaste las rebecas de Zara por esa desgastada chupa de cuero. Sé que renunciar a Love Actually puede llevar su tiempo, pero lo superarás. Todo debe recordarte quién eres y por qué estás aquí. Si ponen alguna de  Tarantino o de los hermanos Cohen ve directa a por ella.
  3. Salir de compras. Nada de centros comerciales y firmas archiconocidas. Debes ir a por los mercadillos la ropa vieja y todos los sitios en los que vendan trastos que nunca sabrás para lo que sirven. Segunda mando siempre es sinónimo de acierto. Compra cosas viejas e intenta que tengan una buena historia detrás. Es decir, el viejo tocadiscos de la prima segunda de John Lennon, el cuadro que tenía colgado en su casa Jimmy Hendrix antes de morir… Lo bueno es que esos cachivaches hablen por si solos.
  4. Otra opción que recomendamos es acudir a charlas y conferencias. El mundo indie también queda reflejado en este campo y  lo que ahora se lleva es realizarlas en sitios que aparentemente no fueron concebidos para ello. Por ejemplo el garaje de una casa, una nave industrial, el almacén de una vieja fábrica…Todo vale en el mundo indie si es original. Déjate ver por allí. Busca aquellas en las que se hablen de temas sociales y rebuscados e intenta informarte antes sobre el tema de la charla elegida, no vaya a ser que te toque opinar y se te quede cara de póker. Ese momento podría ser el fin. Todos sabrían que has ido por ir y el que el constructivismo ruso te interesa más bien poco.  No olvides poner expresión de que entiendes durante toda la conferencia y toma notas. Eso es muy importante.

Hasta aquí algunas de nuestras sugerencias para el empleo de tu tiempo de ocio. Ahora ¡Disfrútalo!

Con I de indie

6 Nov

Comenzaremos hablando de un tema que nos gusta bastante, lo que hemos bautizado como “el fenómeno indie”. Y es que sí, oiga, lo indie está de moda. Y no se limita a ser solo un género musical, si no que sus seguidores lo han extrapolado hasta el detalle más ínfimo, desde lo que comes, como vistes, por donde sales y con quien te relacionas.

Pero no nos referimos, sin ánimo de ofender a nadie, a esos indies de mentira que se colocan unas gafas de pasta y se van a otro país a comer sushi porque mola. Para ser indie de verdad tienes que meterte de lleno en sus costumbres, ir a sus festivales… Nos parece buena idea dedicarle 9 días a hablar de esta tendencia tan extendida.

Empezaremos con lo más sencillo, la imagen. El look indie tiene varias claves imprescindibles, podéis hacernos caso pero eso sí, bajo vuestra total responsabilidad. Como la ignorancia nunca ha servido de freno para que me reserve mis opiniones, he aquí una serie de consejos para ser un/a auténtico/a indie:

1. Vintage: No mires ropa en las tiendas normales, Amancio no tiene lo que buscas. Lo tienes todo en casa, los jerseys viejos y anchos de tu madre, o incluso los de tu abuela, una americana de ante gastada… solo tienes q mirar entre maletas viejas. Si tu madre es muy de reciclar puedes recurrir a tiendas de segunda mano, mercadillos… y si ves que estás extremadamente desesperado, busca en ebay. Una chaqueta vaquera, cuanto más vieja mejor, es el complemento perfecto para cualquier festival.

2. DIY: “Do it yourself”, fantástico. Busca alguna camiseta vieja, lisa, que tengas por casa. Pásate por una mercería, compra tachuelas que ahora están tan de moda y tunéate la ropa. Rompe unos vaqueros, mételos en lejía o córtale las mangas a una chaqueta vieja… allá tu y tus sentimientos.

3. Medias rotas: ¿? No me preguntéis por que pero están de moda. Desde que Alexander Wang las sacara en el desfile de su colección de 2008 se ven cada día más.

Y a esta señorita con un liguero y otras nuevas encima le quedan estupendas

4. Despéinate: muy importante, y colócate muchas cosas en la cabeza, que parezca que tengas un nido de pájaros. Todo vale, un gorro, una capucha o una cinta con margaritas. Personalmente me gusta lo de dar la impresión de aseada por la calle pero el peinado despeinado es lo que más triunfa. Combínalo con una cinta y unas gafas, imprescindibles.

Abbey Lee puede permitirse hasta un mono en la cabeza

Si a todo esto le sumamos unas zapatillas cómodas y unos vaqueros bien ajustados, felicidades, la pinta ya casi la tienes.

Pero eso si, la boca bien cerrada hasta que escribamos los siguientes post y os enseñemos como comportaros.

Mientras tanto ya tenéis tarea con vuestra ropa.

Un saludo!!